martes, 17 de abril de 2018

CLASE II DE KENNEDY (REBASE)


 
.


El caso que nos llega, paciente varón con prótesis completa superior y PPR metálica inferior Clase II de Kennedy. Viene a nuestra consulta por rotura de su prótesis completa superior y para dar comienzo a una nueva dentadura superior. Desde que concluimos el caso (28 Enero 2013) el paciente no ha venido a ningún mantenimiento de sus prótesis ni revisión



El estudio de cada caso, anamnesis, hace que se tenga la información del paciente para poder emitir un diagnóstico. Una vez emitido, se debe resolver la situación para poder dar respuesta de una manera clara y efectiva.


El odontotécnico como parte importante en el equipo de los profesionales que están relacionados dentro de la salud bucodental también puede aportar sus conocimientos sobre prótesis dental y de esta manera disponer de suficiente información el facultativo para elaborar el protocolo de trabajo.
La información que llegue al laboratorio es necesario que sea comentada por el facultativo en la prescripción, pues el odontotécnico va a resolver el caso dependiendo de cómo se haya realizado la toma de impresiones y registros.











Se observa una basculación del extremo libre PPR metálica inferior. El 34 presenta movilidad tipo III, el paciente comenta que de momento no quiere extraerse ninguna pieza.

  
Comenzar con la impresión de la PPR metálica a boca abierta, no es la mejor elección, pues nos va a situar esta prótesis en un plano donde no coincidirá la oclusión con su completa superior.
Se debería dar comienzo a la impresión de silicona de su completa superior a boca cerrada, de esta manera la situamos en su posición real en boca y le damos adhesión. Esta impresión nos valdrá para comenzar la nueva dentadura superior.
Se retira la completa superior y se toma una impresión de silicona a boca abierta de la PPR inferior. Para proceder al rebasado hay que mantener la posición correcta de la prótesis en relación a los dientes, nos apoyamos en los topes oclusales y barra Kennedy.
Situamos la PPR en base a las únicas referencias fiables que quedan en la arcada, los lechos de los topes oclusales y de la barra Kennedy. El rebasado en los casos de extremos libres se realiza siempre en boca abierta, nunca en boca cerrada. 






Una vez fraguado el material si colocamos la prótesis superior y hacemos cerrar la boca al paciente, tendrá contactos del lado donde coinciden ambas prótesis, pues hemos creado un plano de oclusión correcto. Se calientan dos trozos de cera de climas cálidos algo más gruesos y los colocamos hasta los primeros molares.

Una vez concluido el registro de oclusión se toma impresión de arrastre de alginato de la parte inferior, para poder tener ambos maxilares reproducidos.
Se ha dejado la dimensión vertical aumentada. Se remite toda la información al laboratorio.
Se vacían ambas impresiones y a posterior se montan en articulador. Se rebasa la PPR inferior aplicando presión sobre los puntos de apoyo metálicos que descansan sobre las piezas del paciente, igual como había procedido el odontólogo en la clínica. Se articulan ambas prótesis hasta tener la DV que lleva el paciente.

Bibliografía
“Causas de ulceraciones en PPR a extremo libre”
“Cómo realizar correctamente los rebasados en PPR a extremo libre”
Ernest Mallat


martes, 24 de enero de 2017

IMPRESIONES Y MODELO MAESTRO

Ante la importante necesidad de obtener impresiones exactas y detalladas, se requiere tener las ideas muy claras. No se puede pretender un ajuste de la prótesis, si el modelo no es la reproducción exacta de la boca.
La impresión de prótesis movible solo registra tejido blando, en cambio la prótesis parcial registra tejido blando y sustancia dura (diente).
Tipos de cubetas o portaimpresiones
De las más conocidas, la cubeta que tiene el borde retentivo (Rimlock), la perforada y la cubeta individual.
La cubeta individual, su principal ventaja es que al controlarse el espesor del material de impresión, se obtiene mayor precisión. Todo material que exceda de 2 o 4 mm presentará distorsiones tras su fraguado.
No existe el material de impresión perfecto, por ello para obtener las mejores cualidades se recomienda leer las instrucciones del fabricante y conocer las propiedades físicas.
Sobre el material por excelencia, deberíamos hablar del alginato, si se maneja con conocimiento el resultado es perfecto.
Cubeta Inferior perforada

Cubeta Superior e Inferior Rim-Lock















Algunos de los problemas que pueden surgir suelen ser:


Distorsión Dimensional
Los cambios dimensionales ocurren mientras la impresión se encuentra en boca. El indicio es al observar que el esquelético no ajusta en boca y si lo hace en el modelo.
Distorsión Intrabucal
El fraguado del material se inicia cuando el alginato hace contacto con la mucosa bucal al reaccionar con el calor, por ello ante cualquier movimiento al ir endureciendo, originará una distorsión.
Distorsión Extrabucal
Un manejo poco cuidadoso de la impresión puede dejar inservible el trabajo obtenido.
Se debe apoyar o suspender de manera que el alginato no descanse sobre elementos duros, sobre todo si se apoya sobre el exceso que se sobre extiende en la parte posterior de la cubeta. A la hora del empaquetado para remitirlo al laboratorio se requiere ser cuidadoso con las impresiones, evitando envolverlo o presionarlo para no deformar el material.
Encogimiento o Expansión
El miedo a la contracción es algo que se puede prevenir si tras ser retirada de la boca y enjuagada, las impresiones se guardaran en un contenedor hermético con unas gotas de agua, el más económico de los contenedores son la bolsas Ziploc, por ser desechables. (Estudios realizados con contenedores herméticos, evitan la inhibición y sinéresis de los alginatos). Esto es aumento de volumen por exceso de agua ó perdida de volumen pues se deshidrata y contrae.
"El éxito de una prótesis con un buen ajuste es la suma del éxito de los diferentes pasos"
H. O. Capusselli

miércoles, 14 de diciembre de 2016

¿Cómo realizar de forma correcta los rebasados de PPR a extremo libre?

Después de rigurosos años observando cada caso y viendo que los procedimientos que se planificaban por parte de los clínicos, en las prótesis de extremos libres, no obtenían los resultados esperados, era obligatorio analizar todo el protocolo de clínica y laboratorio y ver dónde estaba la causa. Sinceramente me resulta molesto escuchar que cuando las cosas no van bien en clínica, el responsable es el laboratorio. En este caso que expongo por el Dr. Ernest Mallat, viene a confirmar mi teoría de como se deben efectuar los rebasados de ppr. a extremos libres. La única cosa que no comparto es el rebasado en clínica, para nada se obtiene la misma precisión y acabado. Con el añadido de una resina no terminada de procesar (líquido residual). La comodidad y la rapidez a veces cuestiona la verdadera manera de efectuar el acabado final de una prótesis. Pero esto es otro tema a debatir.

Dejo el enlace al album de fotos del Dr. Ernest Mallat, que detalla de forma correcta las carecterísticas y protocolo a emplear.


¿Cómo realizar correctamente los rebasados en PPR a extremo libre?




domingo, 13 de noviembre de 2016

Decálogo de las Férulas Miorrelajantes- Dr. Ernest Mallat Callís

En el trabajo diario es necesario saber cuales son las causas que puedan hacer que una impresión no sea correcta para poder obtener un buen módelo maestro, en el cual el odontotécnico tras su vaciado fabricará la prótesis dental.

Esta mañana he estado en un curso de Dentaid  "Implicar al paciente en el éxito de su tratamiento", realmente instructivo, un cúmulo de factores, psicológicos, sociales, etc. que hacen que sea una tarea en la cual hay una responsabilidad de ambas partes, profesional sanitario y paciente.

Pensando en mi trabajo, en mi laboratorio, mi pregunta es: ¿Como puedo implicar al odontólogo para que tenga éxito en su tratamiento?. La respuesta es sencilla, hablar, enseñar, corregir, etc
En este curso se hablaba que una de las tareas para que el paciente obtuviera respuestas en su tratamiento, dependida de su actitud y esta actitud le llevaría tras una serie de fases, atención, aprendizaje.... espíritu explorador.

Mi intención en este artículo no es otra que mostrar, que otros profesionales buscan la eficacia en su trabajo, la perfección. Este es el reto para conseguir el exito en nuestro trabajo, el exito de un equipo y para muestra este ejemplo.


Dejo el comentario del Dr.Ernest Mallat sobre el tipo de material en la toma de impresiones.

"A pesar de que durante un tiempo tomé las impresiones para férulas con alginato, un problema habitual me llevó a cambiar el material elegido. No era infrecuente que al ir a colocar la férula en boca ésta basculara en sentido anteroposterior. Ya que en el modelo nunca basculaban las férulas (es decir, la férula estaba bien confeccionada), el problema debía producirse en el momento de la toma de la impresión. Me di cuenta que la causa podía residir en el desgarro del alginato en la parte posterior de la cubeta tipo Rim-Lock, un hecho que no es infrecuente en las impresiones de alginato (más frecuente en algunos alginatos y, sobre todo, si no se ha mezclado en la proporción correcta y se ha añadido más agua de la debida). Lo que ocurre cuando se desgarra el alginato en la zona posterior de la cubeta, aunque sea poco, es que ha quedado deformado y este error dará lugar a un modelo ligeramente curvado, con lo cual, la férula que se confeccione en él también será curvada y siempre basculará en boca. Por todo ello, mi primera elección para tomar impresiones para férulas es utilizar el material más preciso y con una alta resistencia al desgarro, es decir, las siliconas de adición. La técnica que utilizo es en dos pasos con material de dos consistencias (la técnica de toma de impresiones con siliconas de adición ha sido descrita en otro post). Utilizaremos alginato para la impresión de la arcada antagonista."


Decálogo de las férulas miorrelajantes Dr. Ernest Mallat Callis

Aún así podría aclarar que conociendo las cualidades del alginato que estamos pastando y los errores que podemos encontrarnos tras la toma de impresiones (no hay nada más sencillo que obserbar y tras las posibles dudas tomar una segunda impresión) la mayor parte de nuestros odontólogos utilizan el alginato como material de impresión y podríamos hablar de un porcentaje mínimo de repeticiones. En nuestras sugerencias también hemos hablado de que alginatos no deben utilizar (aunque sea el más caro) o como se deben manipular las impresiones en su embalado.