martes, 15 de enero de 2019

Secuencia lógica ante unos rebases




Paciente que viene a nuestra consulta portadora de una prótesis completa superior y un esquelético inferior de 10 piezas 46.45.41.31.32.33.34.35.36.37, seguramente un caso simple de rebasado de ambas prótesis, aunque la paciente manifiesta que en la prótesis inferior coloca unas almohadillas y así soluciona la desadaptación, que lo único que le ha hecho venir es rellenar (rebasar) la prótesis de arriba.

La Dra. Thais Martínez me comenta el caso y paso al gabinete a observarlo entre ambos para planificar el protocolo a emplear. Cuando llevamos tantos casos de prótesis removibles, donde las variantes a utilizar suelen diferentes sí que nos ha quedado una cosa clara, aplicar la lógica.
Este caso en otras clínicas o bien se parte por no discutir la petición de la paciente y se rebasa la completa superior, o bien, se parte por rebasar ambas prótesis a boca cerrada. En ambos casos no se hubiera realizado correctamente el caso.


La Dra. Thais, realiza las comprobaciones previas antes de rebasar, partimos que al ser la prótesis inferior una Clase 2 de Kennedy:
1. Se debe observar la oclusión donde coinciden los cuadrantes ausentes de piezas naturales, segundo y tercer cuadrante. Al hacer ocluir ambas prótesis sobre el papel de articular, no lo muerde con suficiente presión, lo que resulta evidente.
2. Al aplicar presión con el dedo sobre las piezas 46.45 de la prótesis, queda perfectamente apoyada sobre las piezas que mantiene la paciente, al disminuir la presión y aplicando fuerza sobre el lado oponente, tercer cuadrante, la prótesis bascula, se hunde y los apoyos oclusales del cuarto cuadrante se levantan.
Se le explica a la paciente en un lenguaje claro, que hay que rebasar ambas prótesis, que la desadaptación de abajo influye sobre la prótesis de arriba. Que solo rebasando la superior no daríamos la solución a sus problemas, por lo que se plantea rebasar ambas prótesis.
Se aplica adhesivo en la zona basal y todo el contorno de la prótesis inferior, antes de pastar la silicona. Se mezcla la silicona, se aplica sobre la prótesis y se coloca a boca abierta. Se mantiene presión con los dedos sobre las piezas 46.45 y se deja que la silicona rellene el espacio edéntulo sin ningún tipo de presión. Se funcionaliza y se deja que fragüe.
Observamos la oclusión y como intuíamos, hay más contacto en el cuadrante edéntulo. Se articula y a posterior se rebasa la prótesis superior. Una vez dura la silicona se toman mordidas de ceras y una impresión del maxilar inferior con alginato, impresión de arrastre.

Esta información tal cual, es la que debe recibir el laboratorio para proceder a hacer un rebasado correcto.


Una vez más vuelvo a agradecer este trabajo en equipo de cada caso que pasa por nuestra clínica, hay una labor común consensuada y planificada. Como siempre pretendemos un objetivo común, la satisfacción de nuestro paciente y evitar continuos retoques por haber empleado un protocolo incorrecto.




Cuando llegan este tipo de impresiones, nos gusta realizar el encofrado en cera antes del vaciado en escayola. Nuestro objetivo es conseguir una visión más real de la mucosa, línea cero anatómica.
Es necesario considerar algunos detalles que se han tenido en cuenta por el odontólogo en este tipo de trabajos.
El sellado periférico tiene por objeto adaptar, con una ligera presión, el borde de la prótesis a la mucosa, modelando las inserciones musculares y frenillos; el fin es delimitar el área basal de la prótesis total y que esta se adapte al reborde alveolar del paciente.

Para realizar la impresión, el Odontólogo, debe ser capaz de identificar la anatomía de la arcada, observar la extensión funcional del contorno de la base de su prótesis total, para lograr estabilidad. Comprobar su extensión si quedara corta en esta área puede ajustarse con cera (adición de material) y recortar para evitar desplazamientos de los tejidos. El objetivo es conseguir una buena adaptación del contorno de la prótesis al surco vestibular y lingual, para una retención y sellado adecuado.
Solo teniendo en cuenta estas consideraciones podremos asegurarnos una mejor adaptación del paciente a todos los cambios que vamos a introducir en su prótesis.




Impresión de silicona funcionalizada y a posterior impresión de alginato de arrastre.





Impresiones recibidas y perfectamente planificadas por esa labor común.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario