Uso y Mantenimiento


Uso y Mantenimiento de las Prótesis Dentales


¿Lleva su coche al taller para hacer la revisión... ?

¿Acude a la peluquería, para cuidar su aspecto físico...?

Las prótesis dentales debemos entenderlas como instrumentos e incluso utensilios que nos van a facilitar la masticación de los alimentos, la fonación y la estética.
Como tales instrumentos deben seguir criterios de higiene, limpieza y revisión. Entendemos que nuestra prótesis dental, que se encuentra en la boca, es la antesala de lo que nos vamos a encontrar dentro de nuestro organismo. Debemos recordar que la boca es el espacio abierto por donde entran los alimentos y que está en contacto directo con el exterior. Por lo tanto, una prótesis dental en mal estado no solo afecta a la salud, puede afectar a la autoestima y bienestar del portador y también dar una mala impresión a otras personas.

La acumulación de placa sobre y bajo las prótesis dentales contribuye a la halitosis y a la adherencia de sarro y placa bacteriana, favoreciendo la formación de pigmentos y cálculo estéticamente desagradable. Facilita también la aparición de irritaciones y lesiones bucales en forma de manchas o llagas en la boca, los labios o la lengua. Existen muchos tipos de llagas y trastornos bucales, entre los más comunes se encuentra, el herpes labial, la leucoplasia y la candidiasis (aftas).

Nuestra boca y sonrisa serán nuestra carta de presentación con el mundo exterior. El buen mantenimiento de nuestras prótesis dentales no solo facilitará su uso sino también su duración.
¿Cómo no vamos a preocuparnos por la limpieza y cuidados de nuestra prótesis dental cuanto están en una zona tan importante como es la cavidad bucal?

Por lo tanto para su higiene:

Mantener una prótesis dental no requiere un esfuerzo excesivo, solo unas normas básicas. Debemos limpiar las prótesis después de cada comida con un cepillo dental. Recuerde que las prótesis dentales están confeccionadas con acrílicos, que son materiales porosos que retienen la placa bacteriana, por lo que un simple cepillado(limpieza mecánica), en todos los casos, no es sufiente. No debemos utilizar líquidos abrasivos como la lejía, puesto que éstos actúan deteriorando las propiedades del material del que están hechas las prótesis. Existen materiales en el mercado de distintos tipos como pastillas limpiadoras efervescentes que permiten una limpieza rápida y profunda de las prótesis dentales.

Estamos a su servicio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario